Mostrando entradas con la etiqueta Modelos masculinos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Modelos masculinos. Mostrar todas las entradas

martes, 12 de mayo de 2009

Phármakos y kátharsis (1)

"El problema que siempre me ha interesado, como he señalado al principio, es el problema de las relaciones existentes entre sujeto y verdad:¿Como entra el sujeto a formar parte de una determinada interpretación, representación, de verdad? La primera cuestión que me he planteado ha sido: ¿Como ha sido posible que la locura haya sido problematizada, a partir de un momento preciso y tras toda una serie de procesos, en tanto que enfermedad, respondiendo a un tipo determinado de medicina? ¿Qué lugar se le ha asignado al sujeto loco en ese juego de verdad definido por un saber o un modelo médico? ...no era simplemente recurriendo a la ideología como se podía dar cuenta de ese fenómeno. Existían, de hecho prácticas. y muy especialmente esa importante práctica del internamiento que se había desarrollado desde comienzos del siglo XVII y que había sido la condición para la inserción del sujeto loco en este tipo de juego de verdad-que me reenviaban mucho más al problema de las instituciones de poder que al problema de la ideología. Y fue de este modo como tuve que plantear el problema de las relaciones poder/saber, un problema que no es para mí el fundamental, sino más bien un instrumento que me permite analizar, de la forma que me parece más precisa, el problema de las relaciones existentes entre sujeto y juegos de verdad."
De entrevista Michel Foucault en Revista Concordia nº6, 1984. Incluída en "Hermenéutica del sujeto" por Michel Foucault. Ed. La piqueta.

"Aunque los conceptos de la cultura, (como los del psicoanálisis) son abstractos, de hecho están muy relacionados con las preocupaciones personales más profundas del individuo. Aluden a asuntos tan íntimos que pasan a menudo a ignorarse en el mismo momento en que la gente empieza a comprender sus implicaciones... La mayor parte de las dificultades que unas personas tienen con otras pueden achacarse a distorsiones de la comunicación. La buena voluntad, en la en la que tanto se confía para resolver los problemas, muchas veces se derrocha innecesariamente ya que no se consigue comprender lo que se está comunicando.
Al ampliar su conocimiento de las fuerzas que constituyen y controlan su vida, la persona de tipo medio puede lograr para siempre dejar de vivir atrapada por el poder de un comportamiento que está dominado por las pautas de las que no es consciente."
De "El lenguaje silencioso" Por Edward T.Hall

He escogido estos dos fragmentos, del filósofo Foucault y del antropólogo Hall, que me sirven para situar dos de los intereses fundamentales de la trayectoria profesional y personal (modelo masculino "real" en este caso, aunque también de la vida literaria como diré más adelante) de Carlos Castilla del Pino, neurólogo, psiquiatra y ensayista, que concedió al análisis del lenguaje un lugar fundamental en sus investigaciones lo que, a mi juicio, junto con su carácter luchador que no se arredró ante las cirscunstancias demodelodoras personales, profesionales, ideológicas, políticas y sociales que le acompañaron en su vida, contribuyó a una nueva forma de psiquiatría en este país y a una concepción diferente, liberadora, de los problemas mentales, consiguiendo que se les restituyera el carácter de normalidad. En definitiva contribuyó a establecer nuevas relaciones entre saber y poder, y sujeto y verdad, como indicaba Foucault, en una hermenéutica desmitificadora ilustrada por el psicoanálisis freudiano.

En su despacho cuelgan los retratos de Ramón y Cajal y Freud: "Freud no renunció al biologismo en el desarrollo de su vida intelectual. Los términos de la mente podían ser enfocados o desde un punto de vista neurofisiológico o estrictamente fenoménico". Todo ello y mucho, muchísimo más, queda reflejado en la generosidad de esas dos obras autobiográficas de lectura apasionante que son "Pretérito imperfecto" y "Casa del Olivo", que no sólo nos transmiten su enorme y atractiva personalidad sino que iluminan profusamente una parte de la historia de España, con una prosa inteligente, sencilla, natural, cálida, y un contenido intelectual ambicioso y entusiasta positividad que te contagia. Ambos son ese tipo de libros que no quieres que se acaben y él es ese tipo de modelo que quieres reproducir porque esdedesear.

P.D. Traigo aquí esta entrevista, en tres incómodos plazos, que le hizo Baltasar Magro en su fantástico programa desaparecido "De Cerca"`, por si os interesan.

http://www.youtube.com/watch?v=97C5N_WT42o&feature=channel_page
http://www.youtube.com/watch?v=Ex9D5tDg70o&feature=channel
http://www.youtube.com/watch?v=I0LYvgkp_Co&feature=channel

martes, 5 de mayo de 2009

El hijo de la sionista castradora

"Ese lenguaje tan universal, el cine; esa situación tan común-entrar, sentarse y ver-en la que a tan bajo precio vamos acumulando datos es de índole muy superior a lo que se considera acreditado sistema de conocimiento: la observación. Ésta, aparte el area científica, en la que es rigurosamente sistematizada, tanto en la vida práctica como en la creación literaria suele reunir grandes conjuntos de datos prolijos pero no forzosamente unidos por su coherencia vital. El observador se pone ante las cosas y compara una con otra, deduce una de otra y así sucesivamente: el contemplador se ofrece a la visión, se deja estar pasivo, con la puerta abierta, y ellas, las visiones, entran en tropel dando fin a la actitud pasiva, porque, en la oscuridad, ls visiones son iluminaciones".
De Saturnal, por Rosa Chacel.
http://www.youtube.com/watch?v=HmRfK9huDvQ&feature=related

Desde Freud sabemos que no nos queda más remedio que adecuar el principio de placer al principio de realidad, y además que hemos de hacerlo con un gasto tremendo pues nuestros procesos psíquicos no están por la labor de renunciar al placer así como así, y de una u otra forma tenemos que vérnorlas con la angustia siempre acechando. Soportamos la represión que las normas sociales nos imponen, que nos imponemos, para vivir tranquilos en el medio hostil a nuestra natural rebeldía contra la "civilización" que se nos impone, con diferentes mecanismos, uno de ellos por ejemplo sería éste de la sublimación que se manifiesta en el placer de escribir este blog; con todo la represión no se levanta del todo, solo lo hace, según Freud, (El chiste y su relación con lo inconsciente) en el sueño y el chiste, esos dos espacios de la posible libertad y de placer.

Pero decía Kant que una cualidad de lo cómico consiste en no podernos engañar más que por un instante, por eso quiero nombrar hoy a Woody Allen (cuyo segundo apellido, por cierto, es Königsberg, como la ciudad donde nació el filósofo) como uno de los hombres modelo-imaginarios más gratos de mi vida. Porque me ha regalado esa profusión de instantes cómicos con los que engañar a la represión y transgredirla. Ese hombre que se define fóbico, solitario e introvertido, "el chico con gafas que cae bien" que pretendió, y consiguió, ser para los que le seguimos, nos proporciona una ansiada película cada año que añadimos a todas las que seguimos viendo entremedias, vigentes siempre, no importa el tiempo que pase, porque sus temas y su valentía no tienen edad, pertenecen a eso que se podríamos llamar "el divino fracaso" como diría Cansinos Assens.

Agradezco sobre todo que, gracias a ese lenguaje universal del cine, superior sistema de conocimiento como dice Rosa Chacel, haya pulverizado estereotipos sociales, banalizando el éxito, arrasando el tabú, categorizando la frustración, haciendo poderosa la impotencia, haciéndonos reir sin reirse. O mejor haciéndonos reir gracias a reirse de él mismo, lo que denota el mayor signo de inteligencia en cualquier persona. Quizás nos reímos por no llorar, pero lo prefiero. Esdedesear

"Cuando la corrección política se impone, la neurosis deviene en esquizofrenia, cuya manifestación más notable es la doble moral. El recurso a la risa, el cinismo en forma de carcajada es sin duda la única medicina incruenta, el placebo social casi perfecto para evitar que la cosa degenere en paranoia, en una psicopatía que oscile entre el travestismo y el asesinato múltipe, u opte definitivamente por una lobotomía autoconsentida"
De "Freud y Bergson: El Chiste y la risa y su relación con lo social". Por Alberto Sánchez Alvárez-Insua.






martes, 28 de abril de 2009

Nada que de ti no salga

"A mi, entre la sombra de Cyrano y las limitaciones de mi talento, no me queda más solución que la muerte."
Edmond Rostand

Volviendo al tema "modelos imaginarios" que permanecen en mí con un agradable recuerdo y hablando, como lo hacíamos ya, de modelos masculinos, hoy os traigo a la memoria un héroe. Cyrano de Bergerac, Savinien para los amigos. No el Cyrano real, que, al parecer, no daba la talla porque aunque era habilísimo espadachín utilizaba sus habilidades al servicio de sus enojos particulares que casi siempre tenían que ver con su prominente nariz. Materialista, muy poco romántico, chapucero y superficialmente ingenioso, dice Jesus Pardo en el prólogo a la edición de Cyrano en Austral). El heroe que me conmueve, que conmovió y conmoverá por los siglos de los siglos, por su romanticismo, su valentía, su humildad y su culto a la libertad, es el personaje inolvidable del drama de Edmond Rostand, uno de cuyos fragmentos os voy a transcribir porque aunque es largo, tantas veces lo leo tantas veces enardece mis más infantiles emociones, es como El Guerrero del Antifaz con vena literaria. Ahora "cuesta abajo en mi rodada", como dice el tango, con las emociones ya maduras puedo comprender también al Cyrano real, que en cierto modo se parece al próximo "modelo" del que hablaré.



Se han compuesto óperas sobre el Cyrano de Rostand y muchas versiones cinematográficas. Solo conozco las de Jean-Paul Rappeneau con el actor Gerard Depardieu, con cuya imagen identifico a Cyrano. De esta película y de este fragmento, aunque abreviado, es el enlace que veis al final.

Lebret.-
Si a reprimirse acertara
tu espíritu..mosquetero
tuvieras gloria, dinero.

Cyrano.-
¿Y a qué precio lo alcanzara?
De qué medios me valdría?
Di. ¿Buscando un protector
y medrando a su favor
cual la hiedra que a porfía
el firme tronco abrazando,
lamiéndole la corteza
suavizando su aspereza,
va poco a poco escalando
la copa?¿Yo así medrar?
¿Yo por astucia elevarme?
¿De mi ingenio no acordarme,
ni con mi esfuerzo contar?
¡Muchas gracias! ¿Dedicando,
como todos, versos hueros
a ignorantes "financieros"
con el de un bufón trocando
y el donaire natural
por la esperanza indecisa
de lograr una sonrisa
de un potentado venal?
¡Gracias! ¿Con la pretensión
de que a su mesa me siente,
arrastrarme, cual serpiente
ante estúpido anfitrión
ejecutar contorsiones
con agilidad dorsal?
¡No, gracias! ¿Original
talento en sus producciones
suponer a un plagiario
y adorar noche y mañana
siempre pronto el incensario?
¿Navegar con madrigales
por remos? ¿Sin rumbo cierto
llegar al ansiado puerto,
los más rudos temporales
despreciando, y las borrascas,
si henchida llevo la vela
de mi frágil barquichuela
con suspiros de tarascas?
¡Muchas gracias! ¿Publicar
versos en casa Sercy
por cuenta propia, y así
fama de autor alcanzar;
y si acierto en un soneto
pagado de la victoria
no aspirar luego a la gloria
de un trabajo más completo?
¿Lograr que diez botarates
en su conclave risible
me proclamen infalible
y aplaudan mis disparates
y temblar interiormente
por las chanzas indiscretas
que dirijan las gacetas
a mi numen impotente,
aunque repita después
que ello no me da cuidado,
porque me he visto citado
en el "Mercurio Francés?
¡Gracias! ¿Que cual necio tema
si otro necio se irrita?
¿Consagrarme a una visita
mejor que a hacer un poema?
¿O,tras mil y mil desgracias
a sueldo hacer memoriales
u otros oficios triviales?
¿Muchas gracias! ¡Muchas gracias!
En cambio.. ¡oh dicha, vencer
gracias al propio heroísmo,
fiando sólo en ti mismo,
o pudiendo siempre a placer
himnos de gloria entonar,
o denuestos proferir,
soñar,despertar, sentir,
lo que es hermoso admirar;
tener firme la mirada,
la voz que robusta vibre,
andar solo, pero libre,
ponerte si ello te agrada,
el sombrero de través,
por un sí o un no batirte,
hacer versos o aburrite,
ser arrogante o cortés;
de la gloria y la fortuna,
sin cuidarte, trabajar,
si te place, en preparar,
lo absurdo...¡un viaje a la Luna!
no escribir nunca, jamás,
nada que de ti no salga,
y modesto, en lo que valga,
pensar que otro vale más;
¡y contentarte, por fin,
con flores, y hasta con hojas
como en tu jardín las cojas
y no en ajeno jardín!
En resumen: desdeñar
a la parásita hiedra,
ser fuerte como la piedra,
no pretender igualar,
al roble por arte o dolo,
y, amante de tu trabajo,
quedarte un poco más bajo,
pero solo, siempre solo.


http://www.youtube.com/watch?v=YZ5vB-iW388

lunes, 20 de abril de 2009

Herencia y coherencia.

"Desde temprana edad mi padre me tenía acostumbrado a obtener respuestas a mis preguntas y a no tener que hacer nada sin antes haber comprendido su porqué, así fuera el poder suasorio propio de lo procedente. Aleccionado así por mi padre..."
De "Autobiografía filosófica. I. Infancia y juventud." Por Karl Jaspers.


Si hay un placer completo es, para mi gusto, el que te proporciona la lectura de la autobiografía de un personaje que se manifiesta satisfecho y encantado de lo que ha vivido. Eso mismo es lo que se desprende de la que el filósofo Karl Jaspers escribió ya en su vejez,"..quien dirige una mirada retrospectiva a su vida pasada, en particular cuando así lo hace en la vejez.." Así me ocurrió a mi , porque te deja una profunda huella, la que siempre imprime el optimismo de una vida llena de sentido. De sentido, de amor y de filosofía, o de filosofía del sentido, o del sentido de la filosofía, en fin, un tipo estupendo, con un padre estupendo, al menos para él.

Hace muchas entradas (singular división del tiempo virtual) que os comenté, aunque quizás mi aproximación sea un tanto burda, la noción de Leibniz contenida en su "Principio del concepto completo" que en referencia a los individuos concretos proclama que sólo es completo el concepto de individuo cuando en él están comprendidos todos sus acontecimientos. Afirma que el concepto de un individuo incluye todos sus atributos, los del pasado, los del presente y los del futuro, porque ya están en él virtualmente desde su nacimiento hasta su muerte. Es una noción que me convence, porque cualquier término valorativo con el que designemos a alguien, a nosotros mismos, bueno o malo, (si esa convención tiene algún sentido), alcanza su significado conceptual cuando el individuo esté muerto, cuando todo se haya cumplido. Por ahí iban los tiros en la moral homérica, luego algo cambió y se empezó a valorar tanto la intención como los hechos y hoy vemos las cosas de otra forma, a pesar de Leibniz.

Así que, como en el anterior padre que os traje aquí, el de hoy, el de Jaspers en concreto, es para bien o para mal, por el hecho de haber muerto, un "concepto completo", uno de cuyos atributos, en mi opinión, es el de la coherencia, que le lleva a realizar un acto que la confirma, y que Jaspers describe en la siguiente anécdota, que me sorprendió por inusitada. Dice Jaspers:

10. Teología y fe filosófica.
"Cuando empecé a filosofar no imaginaba que jamás pudiera interesarme la teología. Mis clases de psicología de las religiones (1916) me pusieron en contacto con la teología y para informarme estudié una dogmática de Martensen (máxime cuando éste era el gran adversario de Kierkegaard), pero la materia no llegó a captar mi interés verdaderamente.
Cuando era un niño, la religión representada por la Iglesia significaba poco en mi vida. En la escuela se impartían clases de religión., Historia Sagrada, catequismo e historia eclesiástica, e insensiblemente se grababan en el alma infantil determinadas nociones, las cuales, si bien no tenían mayor efecto inmediato, no eran olvidadas. Mi confirmación tuvo las características de un acontecimiento tradicional, sin ningún acento religioso; fue un día de fiesta que me trajo regalos exclusivamente profanos. La instrucción previa nos pareció divertida y ridícula (el pastor describió la topografía del Infierno; haciendo alarde de una imaginación grotesca, contó que el Papa todos los días se trasladaba al Castillo de San Angel para tocar el oro allí acumulado; afirmó que el hecho de no producirse colisiones entre los astros era prueba de que Dios gobernaba el Universo, que gracias a la crucifixión de Jesucristo gozaríamos de la bienaventuranza, etc.) Mis padres hacian caso omiso de la esfera eclesiástica. Lo que sigue servirá para caracterizar la atmósfera en que me criaba:
Cuando era alumno del último grado del colegio-años después de la confirmación. se me ocurrió que un imperativo de veracidad me exigía separame de la Iglesia. Cuando le hablé a mi padre sobre el particular, me dijo más o menos lo que sigue: -Naturalmente , si te parece, puedes dar ese paso, hijo mío. Pero aún no tienes clara idea del sentido de lo que te propones hacer. No estás solo en el mundo. Cada cual también es responsable de los demás, y esto significa que uno no debe hacer lo que se le antoja. La convivencia exige que nos atengamos a determinados órdenes. También la religión representa tal orden. Si la destruímos, abrimos la puerta al mal. Estoy contigo en que a la Iglesia, como a todas las instituciones humanas, va ligada mucha mentira. La cosa cambia acaso cuano uno tiene setenta años. Antes de morir, cuando uno ya no lleva una vida activa en el mundo, está bien que haga tabla rasa y se separe de la Iglesia.
Así lo hizo, en efecto, mi padre cuando tenía más de setenta años. En la oficina eclesiástica rogó que el asunto fuera tratado en forma reservada. Unos días después se presentó el pastor. -Vea usted.-le dijo mi padre-, por usted y por mí mismo es mejor no hablar de esto. Mis argumentos podrían herir sus sentimientos. Total, mi decisión es irrevocable-. Y como el pastor insistiera, mi padre le declaró:- Soy viejo y antes de morir arreglo mis cosas. Lo que enseña y hace la Iglesia rara vez lo he aprobado. Le voy a citar un caso: Hace poco se suicidó un joven. La Iglesia dio una declaración repudiando el suicidio y el pastor denegó un entierro cristiano. Entonces pensé: ¿Qué lo autoriza a adoptar tal actitud, que al muerto ya no lo alcanza y lo único que hace es mortificar a sus deudos? Comprenderá usted que yo quiera evitar toda publicidad innecesaria en conexión con mi decisión de separarme de la Iglesia. Es un asunto estrictamente personal-" ....

¡Qué pofesional!, diría Manquiña. Se podrá coincidir o no con su planteamiento, pero hay que reconocer que coherente con sus convicciones era un rato. Me cae muy bien. Esdedesear


viernes, 17 de abril de 2009

Honrarás a tu padre.


"Mi muerte limpiará tu nombre. Limpia tú luego el mío."

Giuseppe Conlon, 18 de enero de 1980


De "En el nombre del padre", por Gerry Conlon.


Hay una expresión en gallego que dice :"Hay homes, homiños y homelas", al menos yo la recuerdo así de mi infancia. Parece que la intención era de no dejar en buen lugar a algunos hombres, faltos de los atributos de valentía y coraje que debían caracterizarlos como auténticos "machos". Las "excelencias" varoniles varían, al menos en lo superficial, según las épocas. En esta que compartimos hay un asunto, el del honor, que, como mínimo, no está muy de moda, si acaso queda un resquicio en las telenovelas o en los ajustes de cuentas de los mafiosos. Si tuviera que escoger un rasgo admirable en un hombre, en el modelo de hombre que "oh, cristalina fuente... tengo en mis entrañas dibujado" ese sería el del honor. Por eso escogí para charlar con vosotros, a dos modelos de padre porque, a mi entender, el padre es el lugar donde reina la honorabilidad para una mujer. La ley del Padre.


"Mi padre se llamaba Giuseppe, no porque fuéramos de origen italiano, sino porque tenía un padrino italiano... A mi padre le daba verguenza ser el único irlandés del oeste de Belfast que llevaba un nombre italiano... Cuando cumplió treinta años fue a ver al párroco y le preguntó que si podía ponerse el nombre de Patrick Giuseppe. Aunque consiguió cambiarse el nombre, todo el mundo siguió llamándole Giuseppe. .. Tuve una infancia feliz. Mis padres me querían y la comunidad en la que me crié era cálida y afectuosa... él me adoraba. ... tenía un carácter apacible....Mi padre estaba enfermo, aunque yo estaba convencido de que haría lo imposible por sacarme de este problema. No podía imaginarme cuán horriblemente en lo cierto estaba... y reconocí la voz...era la voz de mi padre.. todos fueron arrestados...

Mi padre se movió y , con una mano temblorosa, se quitó la mascarilla.
-Me muero.
-No, no vas a morirte.
-Si, pero no te preocupes. Quiero que me prometas una cosa.
-Si, claro.
...

La vida se le consumía por el esfuerzo que hacía para hablar, pero era tan importante lo que quería decirme que alzó la voz:

-Cuando muera no quiero que agredas a ningún guardia. Quiero que empieces a lavar tu nombre. Mi muerte va a lavar tu nombre, y, cuando tu nombre esté limpio, tu lavarás el mío.
Yo lloraba. Me incliné hacia delante para tocarle con mis dos manos, pero una de mis muñecas seguía esposada a la del guardia. Y entonces mi padre miró a todos los que se habían reunido allí y dijo en voz alta, para que pudieran oírle bien:

-Si alguno de vosotros cree que soy culpable, que me mira a la cara.-Todos agacharon la cabeza-. ¿que se siente al asesinar a una persona inocente?


Qué voy a decir de esta historia que no sepais? Pero es fantástico rememorar la honrada vida de este hombre, Giuseppe Conlon, que reune en su sencilla existencia todas las vicisitudes que pueden poner a prueba a un hombre hasta los más asombrosos límites que se puedan esperar. Ni la pobreza, ni la miseria, ni la enfermedad, ni la injusticia pudieron abatirle. Defendió y protegió , desde su vulnerabilidad, el amor por su mujer, por su familia, por su comunidad, por su fe. Hasta la muerte. Gerry Conlon, su hijo, así lo reconoció, estremece leer su testimonio.

Y hablando de padres, el próximo que os recordaré será otro buen ejemplo. Esdedesear.

P.D. Mi homenaje a Daniel Day Lewis y Emma Thompson, que nos hacen disfrutar tanto. Y por supuesto a Pete Postlethwaite, el gran Giuseppe, en la película.