domingo, 16 de enero de 2011

CONSULTORIO DE FAMILIA / INFIDELIDAD



Soraya Lara de Mármol, M. A.

Pregunta del lector: Unos amigos discutíamos sobre la infidelidad. Los hombres decíamos que las mujeres también eran infieles. Ellas decían que no lo son. Creo que las mujeres son tan infieles como los hombres. ¿Usted qué opina como psicóloga?

Respuesta de la terapeuta: La infidelidad no es exclusiva de un género. La mayor tendencia es la masculina. El hombre piensa màs que las mujeres en el sexo.

Las mujeres no están mejor hechas que los hombres para la monogamia. Están diseñadas para mantener sus opciones abiertas y fingen orgasmos con el propósito de apartar la atención de las parejas de sus infidelidades. Eso nos lo dice la neuropsiquiatra Louann Brizendine.

La misma autora nos revela que estudios genéticos humanos establecen que el 10% de los supuestos padres investigados por los científicos no tienen relación genética con los hijos que ellos creen haber engendrado. Las mujeres eligen de qué hombre quieren tener los hijos.
Estas son informaciones que delatan científicamente la infidelidad femenina.

Además, las mujeres que están siendo infieles a sus parejas fingen el orgasmo como mecanismo de desviar la atención y los maridos no se den cuenta del engaño al que están siendo sometidos.
Muchos de los engaños de las mujeres infieles pueden ser con hombres casados, de manera que, se oculta aun màs la infidelidad. Así ellas aseguran no ser fácilmente descubiertas. Además, este tipo de infidelidad no pone en riesgo el matrimonio.

En este tipo de triángulo amoroso interconexo podría ser màs difícil descubrirlas.

Todavía persiste el mito de que las mujeres casadas no son infieles. Pueden ser infieles y no dejar evidencias fácilmente para no poner en riesgo su matrimonio.

Como los hombres buscan la satisfacción sexual de sus parejas creyendo que la misma les garantiza la fidelidad de las mujeres, ellas fingen el orgasmo a su pareja estable para que no piense en la infidelidad. Incluso nos dice la neuropsiquiatra que puede tener más orgasmos durante las citas clandestinas.

Igual pasa con los hombres, muchos fingen interés en sus parejas estables para engañarlas en cuanto a su infidelidad. Esto puede ocurrir durante muchos años de matrimonio.
La infidelidad tiene su explicación basada en la neurobiología. Al igual el comportamiento monogámico de mujeres y hombres.