viernes, 5 de noviembre de 2010

LA MULTITUD Y SU PSICOLOGIA


De Saber hablar en cualquier circunstancia Yvest Furet /Sara Pertant.

El estudio de la psicología de las multitudes es muy anterior a la psicología propiamente dicha. Tuvo un pionero francés en la persona de Gustavo Le Bon quien, a finales del siglo pasado ( y sus reflexiones aunque discutidas, siguen siendo apasionantes) escribía:” En determinadas circunstancias, y solo en ellas, toda aglomeración de hombres posee características nuevas, muy distintas de la de cada individuo. La personalidad consciente se esfuma, los sentimientos y las ideas de los individuos se orientan en la misma dirección”. A la luz del freudismo y de investigaciones posteriores, se ha visto que en el seno de la multitud, cada individuo vive efectivamente a nivel únicamente del sentimiento colectivo, de la relación afectiva secreta y no se manifiesta en cuanto individuo. Las diferencias individuales quedan difuminadas ante los parecidos y coincidencias: los comportamientos individuales quedan reducidos a un denominador común.

Es una comunión que por si misma puede conducir a un comportamiento activo: pensemos, por ejemplo en el público que invade el terreno de fútbol para denostar al arbitro o levantar en hombros al héroe de la fiesta. Pero, a veces, es desencadenada por un agitador, un jefe o tribuno. Ele ejemplo reciente tan citado, por haber sido tan destacado, es el de Hitler que levantaba en vilo multitudes enteras.